Publicado el Deja un comentario

TEORIA GENERAL DE KEYNES

TEORIA GENERAL DEL EMPLEO, DEL INTERES Y DEL DINERO DE JOHN MAYNARD KEYNES

teoria-general-keynes

Publicada en Londres en 1936, es una de las principales contribuciones a la renovación del pensamiento económico. Apareció en un momento crítico de la economía mundial, que surgía lentamente del crack del 29, después de la bancarrota de Wall Street, que había generado altos índices de desempleo. Creo una escuela del pensamiento económico con la que se elaboró políticas económicas, con la que salió adelante las principales economías industriales, arrastrando al resto a un periodo de prosperidad jamás vista. Que tuvo su vigencia hasta la década de los setenta, la cual fue cuestionada, por la que sería la escuela neoliberal.

La teoría general sienta las bases de la nueva macroeconomía, con la que se analiza la economía en conjunto. Keynes cambia la perspectiva del análisis, ya no lo hace, como sus antecesores, desde la perspectiva de la oferta, es decir, del productor individual, sino desde la perspectiva de la demanda. Plantea que el consumo, la inversión y el gasto del gobierno dependen del ingreso, de la riqueza creada por el conjunto de los agentes económicos. Sostiene que la oferta no crea la demanda, sino es que la demanda la que posibilita su propia producción. Considera que el paro, contrariamente a lo que sostenía los clásicos, no es provocado por los salarios de los trabajadores muy elevados y su falta de elasticidad, sino por el atesoramiento del capital. Por lo tanto, el nivel de empleo en la moderna economía está determinado, por tres factores: la propensión marginal a consumir, es decir, el porcentaje que el consumidor destina, ante el incremento del ingreso, para gastos en bienes y servicios; la eficiencia marginal del capital que depende de los incrementos de su tasa de retorno; y de la tasa de interés, en la que sostiene que el interés es la prima de riesgo pagado por el prestatario al dueño del capital para que este último decida des ahorrar

Esto lo conduce a sostener que ante una economía en depresión, debido por la baja demanda, el sector público puede ayudar a incrementar la demanda agregada con políticas fiscales incrementando sus gastos, a pesar del déficit público. Argumento que fue usado por distintos gobiernos, especialmente por el gobierno Americano en el “new deal” y el plan Marshall, este último, para la recuperación de Europa después de la segunda guerra mundial.

JOHN MAYNARD KEYNES, nace el 5 junio de 1883, en Cambridge, Inglaterra. En una familia acomodada de un alto nivel académico. Su padre, profesor de economía y filosofía en la Universidad de Cambridge y su madre, una de las primeras mujeres, que logro estudiar en una universidad. En 1897 obtuvo una beca para estudiar en el Colegio Etón y en 1902, ingreso en el Kings College en la Universidad de Cambridge donde estudio matemáticas y probabilidades para finalmente optar por los estudios de economía. Fue parte del círculo de Bloomsbury, grupo intelectual y artístico, en la que alterno, entre otros, con Virginia Wolf.

En 1908 fue profesor en la Universidad de Cambridge, en 1912 secretario de la Royal Economic Society, alto funcionario de la administración británica y negociador internacional en nombre de Inglaterra. Asesor financiero del Banco de Inglaterra y el propio gobierno británico. En 1916 comenzó a trabajar como consejero del ministerio de Hacienda británico y en 1919, finalizado la primera guerra mundial, formo parte de la delegación británica en la conferencia de Paz, que luego, demitió al no estar de acuerdo con los términos abusivos de indemnizaciones y reparaciones que se le imponía a Alemania. En 1944 participa, como delegado principal de la parte británica, en los acuerdos de Brettón Woods, conferencia monetaria financiera promovida por EEUU e Inglaterra. Allí fue donde se establecieron las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países industrializados. En los acuerdos también se decidió la creación del Banco Mundial y el Fondo Monetario internacional, usando el dólar como moneda de referencia internacional. Fue parte de un imperio en retirada y testigo del nacimiento de otro.

Publicado el Deja un comentario

POEMAS HUMANOS DE VALLEJO

POEMAS HUMANOS DE CESAR VALLEJO MENDOZA

poemas humanos v

Poemario publicado tras la muerte de su autor en 1939, por Les Editions des Presses Moderne au Palais Royal. Es un conjunto de poemas escritos por el vate entre 1931 y 1937, que fue organizado, bajo la supervisión de Georgette, viuda de Vallejo, y por el historiador Raúl Porras Barrenechea. Esta edición parisina engloba también otros poemas de Vallejo escrito entre 1923 y 1929, conocidos como “Poemas en Prosa”, y el poemario “España aparta de mi este cáliz”. Ya en 1968, en una nueva edición de las poesías completas de Vallejo, por Moncloa Editores s.a, quedo definido el nombre de Poemas Humanos para un grupo de 76 poemas, diferenciado de los demás.

Poemas Humanos es considerado como lo mejor de la producción poética de Vallejo, que lo acerca a los conceptos de Universalidad. La motivación del poemario es el dolor humano, por la miseria y el hambre, el cuerpo humano es considerado como objeto de dolor y escape hacia la libertad. Pero no la libertad individual sino colectiva, porque el autor considera al hombre como un ser colectivo, que si no se libera el total lo individual es imposible que lo haga. Para el logro de dicha liberación es necesaria la solidaridad del hombre en su conjunto. La dicha será colectiva o no será.

Por otra parte, el poema más conocido y recitado es “piedra negra sobre piedra negra” en la que anuncia que morirá en París en un día que cae aguacero y dice que no se corre. Cuando llego el día fatídico, estaba en París, era viernes y, dicen, que llovía. Hoy su tumba es un lugar de peregrinación de todo compatriota henchido de sensibilidad. Los entendidos sostienen que el “cholo Vallejo” (que así lo conocemos los sanmarquinos por ser él miembro de esta alma mater), es el más grande poeta universal del siglo XX.

Cesar Abraham Vallejo Mendoza, nace en 1892, en Santiago de Chuco. De origen mestizo, su familia pensaba hacerle sacerdote, era el menor de once hermanos. En 1915, después de obtener el título de bachiller en letras, inicio estudios de filosofía y letras en la universidad de Trujillo y, luego, Derecho en la Universidad de San Marcos, que abandonó para dedicarse a la docencia en Trujillo. Abraza el marxismo como ideal suyo.

En 1918, publica su primer poemario con el título de “los heraldos negros”, aquí ya introduce la temática del dolor humano. En 1920 es encarcelado tras una revuelta popular, permanece encarcelado casi cuatro meses. Allí escribió su “ trilce”. En 1923 marchó a Paris, para nunca más volver. Vive del periodismo y funge de traductor, pero siempre agobiado por la carencia de medios económicos, que a veces, le obligados dormir en la intemperie. Cuando estalla la guerra civil española toma partido por los republicanos, colabora en la fundación del Comité Iberoamericano para la Defensa de la Republica Española y de su vocero, el boletín Nueva España; le acompaña Pablo Neruda en estos ajetreos. En julio de 1937, visita por última vez España para asistir al Congreso Internacional de Escritores Antifascistas.