Publicado el Deja un comentario

FOUCHÉ, Stefan Zweig

 

FOUCHE, Stefan Zweig

Zweig es el más grande escritor del habla germana, poseedor de una alta sensibilidad y de estilo exquisito. Cuando uno comienza a leer uno de sus libros no deja de terminarlo y, después de tiempo, vuelve a releerlo. Su estilo es la penetración de un bisturí en el alma humano. Su campo de acción son las profundidades del espíritu humano, en el cual ausculta para decirnos, cuales son las raíces de las grandezas o miserias de unos u otros.

Nació el 28 de noviembre de 1881 nada menos que en Viena, ciudad culta, multilingüistica y multiétnico, en el que la población judía destacaba  en los negocios como en el terreno intelectual, de ellos tenemos a Freud, Kafka, entre otros grandes intelectuales. Los Sweig era uno de ellos.

Su formación académica lo realizo en  en la Universidad de Viena, interesándose desde entonces en la literatura, tanto desde un punto de vista crítico como creativo.  En 1904 obtuvo su doctorado con una tesis sobre La filosofía de Hippolyte Taine. Reside un año en París. Después vive en Londres y viaja por España, Italia, y Holanda. Visita la India, Norteamérica y Panamá. En 1919 vuelve a Austria.

Finalizada la I Guerra Mundial, se radica en Salzburgo donde escribe biografías, con las que consigue fama, narraciones, novelas cortas y ensayos. Con la llegada de los nazis al poder en Alemania, escapa a Gran Bretaña en 1934. Después viaja a los Estados Unidos en 1940 y luego a Brasil en 1941. Se suicidó en Petrópolis, Brasil, el 22 de febrero de 1942.

FOUCHE (1929), retrato de un hombre político

Zweig en este trabajo demuestra su maestría al retratar la psicología del político en su estado puro. Para ello se sirve del gran escritor, el francés Honore Balzac, que en su novela “un asunto tenebroso” reconoce la genialidad de Joseph Fouché como político. Que en una época cruenta, como la revolución francesa, se mantuvo en el poder y conservo la cabeza intacta, en el que la tormenta lo arrasara todo, mientras que otros fueron derrotados y sus cabezas rodaron bajo la cuchilla de la guillotina. Mantenerse en el poder y conservar la cabeza en esas circunstancias es una obra de genialidad, en ello lleva de razón Balzac.

Los aspectos fundamentales que subraya Zweig en el político son:

Su formación, Fouché es formado por la Iglesia, “esa potencia milenaria, infinitamente superior en conocimiento del mundo”. Allí aprende “sobre todo la técnica del saber callar, el arte magistral de la autoocultación, el magisterio de la observación de las almas y la psicología.” Además,  la férrea autodisciplina y el autodominio “su voluntad ha sido largamente amasada por los ejercicios de Loyola”. Como también, el arte de hablar, “su discurso se ha adiestrado en las discusiones del centenario arte de los sacerdotes antes de subir a la tribuna del escenario mundial”. En la iglesia o en cualquier otro lugar, el político, tiene que aprender la ciencia y el arte de conocer a los hombres. Tener el olfato para percibir por dónde van los vientos de la sociedad.

Tener una posición política, para tener sus futuros adeptos, en el caso de Fouché “se casa a toda prisa con la hija de un adinerado comerciante, una muchacha fea, pero acaudalada. Es decir, se vuelve burgués, por que percibe que será la clase dominante en adelante.

Tener liderazgo, para ello se presentara como candidato. Como tal, lo primero que hace es prometer, hablar todo lo que sus electores desean oír. “Así que Fouché jura proteger el comercio, defender la propiedad, respetar Las leyes”.

Trabajar incansablemente, pobre de aquel que se distraiga, pretenda tener vida “normal”, su derrota esta cantada y tal vez su cabeza rodara.

Nunca caer en la provocación, tener sangre fría, “los nervios no lo dominan, los sentidos no le seducen, toda su pasión se carga y descarga bajo la impenetrable pared de su frente”. Su pasión es la intriga y su arma la astucia, “golpear de manera asesina, sin ser esperado y sin ser visto, es su táctica”. “su talento desborda al genio, su sangre fría sobrevive a toda pasión”.

No comprometerse con nadie, “el mira y espera, porque sabe que solo cuando los apasionados se hayan aniquilados mutuamente empezara el tiempo de los pacientes y los astutos. Fouché nunca se decidirá del todo hasta que una batalla este decidida”. “una revolución, este experimentado precoz lo sabe, no pertenece nunca al primero, al que la empieza, sino siempre al último, al que la termina y se la queda como botín”.

 

Publicado el Deja un comentario

ZORBA EL GRIEGO DE KAZANTZAKIS

ALEXIS ZORBA EL GRIEGO DE NIKOS KAZANTZAKIS

zorba

Es una novela publicada en 1946. Es la historia de un hombre lleno de vitalidad, amante de la vida y de las buenas cosas que ofrece. Que no se hace problemas con las pequeñeces que se presenta el día a día. Es una alegoría a la libertad individual,  hombre que no se ata a ninguna idea, a ninguna fe, a ningún propósito preconcebido, a ningún hombre o relación. Por eso, antes de morir relincha como potro salvaje de las estepas, “hombres como yo deben vivir mil años”. Es un tipo capaz de responder, de manera sencilla y entendible, a las interrogantes más difíciles de la filosofía: ¿qué es la vida, que es el amor? etc. Cuando le preguntan sobre la mujer, él dice, aquel espécimen hembra, que en el fondo está esperando que todos la deseen, así se asquee de uno; por qué no darle ese capricho patrón para que se sientan realizadas. Es un hombre capaz de sostener una larga y profunda conversación sobre cualquier tema y también es consciente que para vivir hay que trabajar duro y en cualquier cosa que se te presente. Cuando está inspirado toca su sanduori y cuando está llena de algarabía se expresa bailando. Es hijo nato del panteísmo cretense.

En una de esas ocasiones sostiene una conversación con su patrón, quien siente solidaridad con la clase trabajadora, Zorba le advierte que se mantenga alejado de ellos, porque “el hombre es una bestia. Si usted es cruel con él, le respetara y temerá; si es amable con él, le sacará los ojos”. Por iniciativa propia trabaja las horas que él considera, siempre más de lo debido y solicita no ser interrumpido cuando está ocupado.

Cuando termina su aventura, con un fracaso estrepitoso de la empresa de su patrón, se despiden bailando en la playa los dos juntos, ya nunca más se verán, pero siempre se recordaran por el resto de sus vidas. Al día siguiente cada quien seguirá por la senda de sus vidas, el patrón seguirá siendo “una rata papirívora” y Zorba continuara siendo un empedernido aventurero.

Nikos Kazantzakis, nace el 18 de febrero de 1883, en Heraklion, Creta, en ese entonces parte del territorio dominado por los turcos.

Fue un escritor prolífico, posiblemente, el más importante escritor- filósofo griego del siglo XX y el que ha sido traducido a mas lenguas. Sus trabajos fueron llevados al cine, en especial Zorba, protagonizado por el actor Anthony quien y la Última Tentación de Cristo, en la que desliza la idea que María Magdalena era la pareja de Cristo.

En 1920, Kazantzakis se muda a Atenas, donde estudia Derecho en la Universidad de Atenas y luego, en 1907, viaja a Paris para estudiar filosofía. Este fue el comienzo de una vida de trotamundos hasta su muerte, residía temporalmente en París y Berlín, Italia, Rusia, España y luego Chipre, Egipto, el monte Sinaí, Checoslovaquia, Niza, China y Japón.

Mientras estaba en Berlín se inclinó al comunismo y fue admirador de Lenin. Luego visitó la Unión Soviética en la que entablo amistad con Víctor Serge. Fue testigo del ascenso de Stalin. En 1945, se convirtió en líder de un pequeño partido de izquierda en su patria, que le posibilitó ser parte del gobierno  como ministro sin cartera, de la demitió al año siguiente. En 1946, la Sociedad de Escritores Griegos recomendó a Kazantzakis para ser merecedor del premio nobel de literatura. En 1957, perdió el novel frente a Albert Camus por un solo voto.

Publicado el Deja un comentario

LA ERA TECNOTRONICA DE BRZEZINSKI

LA ERA TECNOTRONICA DE ZBGNIEW BRZEZINSK

tecnotronica

Publicada en 1970.  En la que sostiene que la humanidad está pasando por proceso de profundos cambios, motivo por el cual las crisis sociales de manera consecutiva. Esto es debido por el tránsito, de la sociedad  humana, de una era industrial a la de postindustrial, que el autor denominó era” tecnotrónica”.  Que a su vez, está determinada por la revolución tecnológica, principalmente, en la electrónica y la cibernética, con consecuencias de automatización de los procesos de producción y de las relaciones sociales y por ende la obsolescencia de las técnicas que habían dominado la organización social y productiva anterior. La nueva tecnología se transforma como elemento estratégico, así como, evidencia de  la soberanía real de los Estados. Esto conjuga con la nueva doctrina política, es decir, la geopolítica. Porque las unidades productivas y de gestión han rebasado el ámbito nacional de los estados y obliga tener una visión geográfica del mundo.

Esto posibilita también, una nueva ingeniera social, en la que la relación individuo- Estado se transforma más complejo, por la disponibilidad de medios técnicos para el control humano. Además, donde predomina la comunicación en tiempo real, que ha trasvasado las fronteras nacionales, es posible la unidad planetaria, es decir, el imperialismo de unos sobre otros. Pero que también, apertura el renacimiento de identidades nacionales o regionales, como respuesta a la agresión de la globalidad.

Por otro lado, los sistemas productivos también se han globalizado, las corporaciones, para lograr mayor competitividad, buscan bajar sus costos, produciendo en distintos lugares del planeta,  facilitado por los nuevos sistemas de comunicación e información.

La era “tecnotrónica” tiende paulatinamente a una sociedad cada vez más controlada. Dicha sociedad dominada por las élites ligadas a las grandes corporaciones, quienes no dudaran hacer uso de los nuevos avances tecnológicos para lograr sus propósitos, mediante la manipulación del comportamiento humano y la vigilancia permanente de los ciudadanos que la conforman. Es un mundo paradójico, de unidad y fragmentación. Al fin al cabo, se constituirá un nuevo orden global, encabezados por aquellos que desarrollen, promuevan la creación de nuevas tecnologías.

Los Estados, ahora, cuentan con otra alternativa de control poblacional además del uso de las  fuerzas militares. Así, lo militar puede supeditarse a la autoridad civil, ya que esta última es la controla las nuevas tecnologías. Pero esta autoridad civil, a su vez, estará dominada por élites ligada al sistema “tecnotrónico”.

Zbgniew Brzezinski nació el 28 marzo de 1928, en Polonia. Curso el bachillerato en Montreal Canadá y se graduó en la Universidad  McGill. En 1953 se graduó como Doctor en Ciencias Políticas en la Universidad de Harvard. En 1960 fue fichado como consultor de política exterior para la campaña presidencial de John F. Keneddy, también, asesoraría en la campaña electoral de Lindón Johson. Se convirtió en uno de los prestigiosos analistas en política exterior americana. Fue consejero de seguridad nacional de Jimmy Carter. Cerebro cris de la comisión trilateral, muy ligado a David Rockefeller, que promueven la ayuda entre EEUU, Europa y Japón. Un propulsor de la globalización dirigida por EEUU mediante los acuerdos comerciales (TLC), trasformando los respectivos mercados como elementos de negociación estratégica y mecanismo de política exterior.

Es consejero miembro del Consejo de Administración del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, una importante institución del pensamiento político. Además, de ser docente de política exterior americana en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad John Hopkins es colaborador de revistas como Foreing Affaire, Foreing Policy entre otros. Anticomunista consciente e ilustrado.